Aquellos que tenemos más de 35 o 40 años, en menor o mayor grado, estuvimos expuesto a la época de bonanza de la industria del disco, incluso cuando en Puerto Rico habían varias casas disqueras como Fonovisa Records y muchas otras.  En importantes escritos sobre el tema, se ha destacado que este sector económico llegó a facturar más de 36 mil millones de dólares y que a partir de 1995 se estancó y comenzó el proceso de bajada.

Según el libro “Cómo dejamos de pagar por la música” de Stepehn Witt (New Hampshire, 1979), entre las varias razones que provocaron la caída de esta industria se encuentra la llegada del mp3 que sirvió para digitalizar la música masivamente y la piratería.  De hecho, conforme a su investigación, este señala que la piratería comenzó con una pequeña comunidad de internet llamada RNS (Rabid Neurosis), que desde 1998 hasta el 2009, que fue desmantelada por el FBI, filtró sobre 2,000 álbumes antes de que fueran lanzados.

No hay duda de que los avances tecnológicos ha tenido mucho que ver y los cambios sociales, en mi opinion, también han sido factores determinantes.  Como locutora recuerdo haber conocido varios promotores de discos y también haber visto cómo la dinámica iba mermando.  Por eso, para mí era importante conversar con un promotor de discos de Puerto Rico, que nos hablara de cómo se hacía la promoción y la importancia de esta función en el éxito de la carrera de un artista.  Aunque al presente la música se promueve de forma muy diferente, es meritorio reconocer que gracias al trabajo de los promotores de discos se dieron a conocer grandes artistas en tiempos de mayores retos y limitaciones para que el ese producto llegara al público.

De modo que, a través del actual gerente general del Centro de Bellas Artes de Puerto Rico, Luis A. Ferré, Jetppeht Pérez de Corcho Morgado, supe que allí trabaja un reconocido ex promotor de discos y en adelante les comparto la entrevista con el simpático y humilde caballero, Ramón R. García Quintana, quien me recibió con caramelos y una gran sonrisa.

Este ex promotor de discos es genuino al hablar y cuenta con una vasta experiencia en la industria musical, ya que laboró para diferentes sellos disqueros por 25 años.  Al presente, lleva aproximadamente 15 años trabajando en el CBA y comenzó en el área de alimentos y bebidas.  Sin embargo, luego de haber sido intervenido quirúrgicamente por una hernia, el gerente de aquel entonces, fue reubicado como receptor en la zona de carga. “Todo lo que entra por zona de carga al Centro de Bellas Artes se registra conmigo y entra.  Escenografía, bebidas y alimentos, computadoras entre otras cosas”, dijo García.

Ramón es más conocido en el ambiente como “Mon” García y estuvo muy de cerca trabajando mano a mano con muchos artistas.  García recordó que como promotor de la FANIA Records en la isla, pegó a Héctor Lavoe con temas como “El cantante” y “Periódico de ayer”.  “Si en Nueva York Johnny Pachecho o Jerry Masuchi grababan a Héctor Lavoe, Rubén Blades Willie Colón, pues me enviaban los discos a PR y yo me ocupaba de promoverlos.  Recuerdo que Ismael Rivera me dijo a mí, “Yo soy fanático de Héctor Lavoe” y yo decía el que era fanático de Ismael es Lavoe porque cuando él ni pensaba ser cantante ya Ismael estaba pegao con Cortijo con “Tuntuneco” y “Perfume de Rosa” hace 40 años atrás”, dijo al tiempo que resaltó que dichos artistas siempre se expresaban una admiración mutua.

Lógicamente Ramón posee mil anécdotas y vivencias que contar por sus 25 años en esta industria, pero lo bonito es la emoción con que las relata.  Indicó que Benny Moré vino especialmente a PR, a conocer a Ismael Rivera porque decía que Ismael hacía unas cosas en el soneo, que él no podía hacer.  “Ismael le decía a Moré, que cómo iba a ser eso posible (que lo admirara tanto y llegara hasta la isla solo para conocerlo) siendo él, rey del guaguancó y que no había quien cantara un bolero como él.  Benny Moré fue quien bautizó a Ismael Rivera como el “Sonero Mayor” y me lo dijo el mismo Ismael Rivera”, expresó García Quintana.

Para Mon García era vital ser un promotor diferente, había que dar la milla extra para asegurase de que el disco del artista sería exitoso.  “Yo entré a la RCA Víctor, el gerente para aquel tiempo aquí en Puerto Rico era Ignacio Mena, ese era el maestro y me dijo: “Caramba Mon, aquí PR tiene 116 estaciones de radio y yo veo que tú eres el único promotor que las visita todas.  Porque había promotores que iban a las principales, a Z-93 a Sal-Soul, eso es fácil.  Pero si usted es artista, a usted le gustaría ir a todas las estaciones porque todas tienen su audiencia.  A las estaciones pequeñitas nadie iba, a Cabo Rojo nadie iba.  Los promotores iban nada más a Ponce a Mayagüez y no a los pueblos chiquititos”, explicaba al tiempo que añadió que consideraba que los locutores se sentirían mal, si él llegaba a Mayagüez y no a Cabo Rojo o Cayey y no hasta Caguas.  Por tal razón, dividía la isla en regiones y se planificaba.  También mencionó a Gilbert Mamery cuando lo visitaba con artistas a la emisora en Mayagüez.

Mon en Entrevista DMCC

“Recuerdo que a Marco Antonio Muñiz lo promoví, a José José con el “Triste” y la “La nave del olvido”.  Para ese tiempo tenía yo como unos 22 o 23 años y tuve ese privilegio de promover a esos artistas.  Con José José, estuvimos 15 días en la isla y al mes ya estaba pegao en todas las estaciones de radio”.  Cabe destacar que, como parte de esa milla extra por el bien del cantante, Mon los llevaba a las revistas de farándula.  “Los llevé también a la Revista TEVE Guía donde Papo Brenes, la Revista VEA, a la Revista Artistas lo llevé a Josantonio Mellado y lo entrevistaron al igual que todos los artistas de la FANIA.  Yo decía, es bueno llevarlos a las revistas porque lo que se escribe se queda para toda la vida.  Entonces esos artistas se iban, pero ya dejaban un escrito de la vida de ellos y yo después se lo enviaba por correo.  Porque el que compra un disco quiere saber de ese artista”, enfatizó el ex promotor recordando también que Marco Antonio Muñiz le decía para aquel tiempo, “Cómo es posible que una isla tan pequeña y tantas estaciones de radio”.

Entre los tantos artistas que Mon tuvo a cargo la promoción de los discos también estuvo Luisito Rey, padre de Luis Miguel.  Sobre Luis Miguel indicó que, “Cuando él tenía 12 años, pues Luisito Rey, que era el que estaba pegao aquí en Puerto Rico, que Alfred D. Herger era el manager, trajo a Luis Miguel.  Yo trabajaba para TH Records y entonces grabamos en México a Luis Miguel con el tema “Uno más uno es igual a dos enamorados”.  Yo recuerdo que cuando lo llevábamos a las estaciones de radio primero pues entrevistaban a Luisito Rey (que era al que conocían aquí) y luego a él”, detalló lamentando a su vez que Luis Miguel no reconozca su nacionalidad puertorriqueña en contraste con Marc Anthony que nació en Boston y en todo lugar profesa con orgullo que es puertorriqueño.

Mon junto a Gilbertito Santa Rosa
Ramón junto a Gilberto Santa Rosa

Le pregunté a García si en el pasado, como se ve mucho hoy día, se vendían discos en las mismas presentaciones artísticas y me indicó que muy poco.  Destacó que el punto de venta principal eran las 170 tiendas que existían aproximadamente en aquel entonces. Siendo un gran conocedor de la promoción musical, sabía reconocer qué cosas podían ser atractivas para el público y recordó que pegó a Frankie Ruiz con “La rueda” que es una ranchera originalmente.  “Le dije a Frank Torres, de TH Records, vamos hacer un arreglo musical en salsa de este tema porque puede colarse entre los salseros.  Cuando le mandamos hacer el arreglo en salsa (interrumpe para cantar un pedacito: “tú eres la rueda, yo soy el camino”) fue un éxito”.  Asimismo, relató que, “Yo le decía a Papo Luca, de 12 temas, yo ya he escuchado como 10, vamos a romper con este que está aquí, yo me ubicaba como en el público”, destacó García para explicar cómo hacía para poder reconocer, sin ser músico, qué ofertas musicales podían ser éxitos.

García muestra mucha admiración por varios cantantes entre los que destaca José Feliciano. “Para mí, ese es uno de los cantantes que mundialmente nos puso bien en la cima”.  A cerca de este artista, uno de los mejores guitarristas del mundo, García Quintana explicó que cuando estuvo en el ejército, escuchaba a José Feliciano en el “Basic Training” en Fort Jackson y creía que era tejano, solo lo escuchaba cantar inglés.  Cuando volvió a la isla y trabajaba en la música, recuerda que Ignacio Mena lo reunió para ver la estrategia de promoción de Feliciano a quien pegaron con temas como “Copa rota” y “Tú me haces falta”.  “Cuando empecé a promoverlo con “Tú me haces falta” (porque era un tema vellonero y en esa época las velloneras estaban pegá en todo Puerto Rico) le dije a Mena, mándate hacer mil discos 45, me consigues 200 para las estaciones de radio y el resto yo voy a las velloneras para que suene en el pueblo.  Es un hombre agradecido y humilde, cuando salí de RCA extrañé a José José y ha Feliciano”, puntualizó.

José Feliciano y Mon García
Ramón García junto a José Feliciano en prensa

Además de que un artista tuviera un buen promotor para sus discos, Ramón entiende que la clave del éxito radicaba (y todavía hoy) en el propio cantante.  Siendo fundamental, además del talento, la disciplina.  “Primero tiene que tener talento y luego disciplina.  Puntualidad, no vicios, descanso.  Hay cantantes como Chucho que han demostrado que para cantar no hay que usar drogas.  Rubén Blades es para mí, uno de los artistas que, igual que Gilberto Santa Rosa, tiene una disciplina increíble.  En los más de 15 años que estuve promoviéndolos yo nunca los vi con una cerveza en la mano”, comentó quien también procuraba compartir de la major buena fe, algunos consejos a estos y otros artistas como el propio Héctor Lavoe y Frankie Ruiz.

Mon junto a Cheo Feliciano y Chucho
García junto a Cheo Feliciano y Chucho Avellanet

Recuerda de manera especial sus conversaciones con el “Caballero de la Salsa” Gilbertito Santa Rosa.  “Yo siempre le decía a él y Tony Vega, ustedes están con Willie Rosario ahora, pero ustedes tienen un potencial de solista que en el futuro, van hablar mucho de ustedes.  Gilbertito me decía a mí estas palabras, “Caramba Mon Dios te oiga”.  Había otros que les daba mil consejos, pero le entraba por un lado y salían por el otro”, expresó encogido de hombros y lamentado el que algunos hayan fallecido tan jóvenes.

Los Hispanos Trios y Boleros
Mon García junto a Los Hispanos

Entre las compañías de discos que García laboró a lo largo de 25 años estuvo TH Records, (que manejaba artistas como La Orquesta La Solución, Marvin Santiago y Oscar de León) RCA Víctor, la FANIA Records y también estuvo con Paquito Cordero.  “Yo era fanático de los Hispanos desde que estaba con Paquito Cordero.  Para mí ese es el mejor cuarteto que ha dado, no solo Puerto Rico, el Mundo.  Yo promovía Los Hermanos Castro de México, pero no es fácil compararse con la armonía de voces de Los Hispanos.  Con Paquito Cordero estuve promoviendo a Chucho, Lucecita y Nelly y Tony”, dijo García.

Mon junto a Lucecita Benítez
Mon junto a Lucecita Benítez

Con la llegada de la era digital y el cambio de programación radial, Mon considera que todo cambió. “Muchas emisoras que yo antes visitaba, hace 30 años atrás, están en cadenas con noticias, ya eso se acabó.  Y ahora el artista, ya no graba 10 o 12 temas para un CD.  Graban un tema o dos y se meten a Internet y lo venden a $1.25, ¡cuantos cientos de dólares no se hacen! Ya el CD está desapareciendo.  Cómo usted si es promotor, va a meter $30,000 dólares en un artista si sabe que los va a perder.  Los muchachos hoy día se meten al Internet y bajan la música hasta gratis.  ¿Por qué estoy aquí? (en referencia a los 15 años que lleva desempeñándose en el Centro de Bellas Artes) Yo dije bueno, tengo que buscarme un trabajo más seguro”, reflexionó quien identificó que ya la industria del disco no daría mucho más y se quizo abrir otros pasos en el campo laboral.

Finalmente, no se despidió sin antes agradecer la oportunidad de empleo que le diera en el CBA, Alcides Ferrari, gerente general en ese momento.  Ramón tiene 2 hijas gemelas y 5 hijos varones de los cuales sobreviven solo 3.  Se muestra satisfecho con su trabajo realizado como promotor de discos y de haber sido parte de una época de oro en esta industria en la isla.  Es muy feliz disfrutando la familia y sus 8 nietos, aunque solo tiene a uno de sus hijos en Puerto Rico y es con quien gusta de ir al cine y compartir todo el tiempo que sea posible.

García mencionó que el trabajo de promotor muchas veces quedaba en el anonimato y por eso agradece cuando todavía hoy día, algún artista reconoce su pasada labor y la importancia que tuvo en el éxito de su carrera profesional.  De mi Carpeta al Corazón agradece a este inolvidable ex promotor de discos el tiempo brindado para esta entrevista, le desea salud y el mayor de los éxitos.