Llegar hasta el barrio Florida de San Lorenzo para entrevistar al cantautor Rafaelito Muñoz, ha sido una de las experiencias más edificantes que he tenido desde mi regreso a la isla.  Estuve en contacto directo con el campo y con esa brisa fresca que complementaba aquella vista hermosa que invitaba a quedarse allí, por horas.  A esto añado que Rafaelito y su esposa nos abrieron las puertas de su sagrado hogar, fueron excelentes anfitriones, nos convidaron un almuerzo y hasta una rica taza de café.

Conversar con este maravilloso ser humano y artista me llevó de la risa a la nostalgia y (porqué no confesarlo) también al llanto cuando ya habíamos terminado la entrevista.  Y es que este cantautor sí que sabe cómo llegar al alma con una canción.  Su hablar es tan sincero y genuino que no pude evitar compartirles algunos segmentos de nuestra conversación, grabada en video, para elaborar este escrito.

Félix “Rafaelito” Muñoz González, nació el 11 de noviembre de 1937 en San Lorenzo, Puerto Rico.  Se siente muy orgulloso de representar a su pueblo, su país y de los logros que ha alcanzado desde que comenzó su carrera profesional en 1962 en Chicago.  De hecho, recibirá un homenaje este próximo miércoles, 24 de abril a partir de las 2:00 de la tarde en el Four Points by Sheraton Caguas Real Hotel & Casino.  El mismo estará enmarcado en sus 55 años de trayectoria artística y la entrada es gratis.

Rafaelito Muñoz y su Trío 1
Promoción del homenaje a Rafaelito Muñoz

“Yo empecé a cantar cuando nació mi hijo mayor.  Que ni sabía que cantaba, ni sabía que escribía.  Pero una necesidad, pues me hizo que incursionara en la música.  A él (en referencia a su hijo mayor) había que hacerle una operación que costaba mucho dinero, y yo no tenía ese dinero.  Y como por obra de Dios, porque siempre está cuando más tú lo necesitas, aparecieron dos músicos (uno primo mío) para hacer un trío a mi casa.  Yo que pensaba que era para cargarles las guitarras a ellos y mi primo dice: “no, vamos hacer un trío y tú vas cantar en primera voz”.  Yo cantaba décimas en Puerto Rico en las Navidades, pero de ahí, a hacer un trío pues no”, comenzó explicando Muñoz quien se convirtió así, en la primera voz del Trío Los Caminantes.

Rafaelito contó que durante el embarazo de su esposa, en la espera del primogénito, ella sufrió una condición de salud que provocó que el niño naciera con un problema médico. En su caso, el niño nació prácticamente ciego.  “La operación era bien difícil, tanto así que el doctor dijo que solamente un milagro de Dios lo salvaba, por eso hay una canción que se llama “Milagro de Dios”.  Porque a las semanas, cuando le quitaron las vendas, ya él pudo ver”, dijo quien encontró en el canto, una oportunidad de recibir ingresos para costear los gastos médicos.  Razón por la cual señala, que entró al ambiente musical por dicha necesidad.

Aun cuando se adentró al mundo de los tríos por esa triste situación, este cantante ya venía bendecido con talento y vocación.  Rafaelito Muñoz es un hombre de pueblo que con su característica humildad y sencillez ha sabido ganarse el amor, respeto y aplauso de los puertorriqueños.  Asimismo, compone y canta con un estilo diferente que apela a la fibra sentimental, más profundal, del que escucha sus canciones.

(Audio canción “Contéstame esta carta”)

Regresando a esos primeros días con el Trío Los Caminantes, el artista reconoce que, “Yo sabía dos canciones, una del Trío Vegabajeño y otra de un compositor mejicano Don Cuco Sánchez y me dio con ensayar esas dos canciones, eso fue en Chicago.  Había unos cuantos curiosos escuchando lo que hacíamos y cuando termina la canción que canté del Trío Vegabajeño, empezaron a aplaudir ¡y me ha caído esa fiebre de cantar esa noche!”, expresó con emoción el samaritano al tiempo que recordó que, en ese momento, tampoco había descubierto su talento como compositor.

Una vez que quedó prendado con cantar señaló que, “El primo mío me llevó un tocadiscos con unos discos que tenía de Los Panchos y del Trío San Juan.  Yo los escuchaba una o dos veces y me los aprendía, y a los dos meses estábamos tocando en los “parties”.  Sobre el origen del nombre del trío explicó que, “Había un trío mexicano que se llamaba Los Caminantes, pero ya no existía.  La primera guitarra fue quien puso ese nombre.  Grabamos una canción que teníamos, que fue la primera que hice, que se llamaba “No me haces falta”, dijo el autor de “Llévame al cielo“, mientras indicaba que regresó a Puerto Rico en el 1972 y que la casa en donde nos encontrábamos, se la construyó a sus padres.

Entre las tantas canciones de Rafaelito que son muy famosas está “La crítica es social”. De hecho, el artista resaltó que, “Esa canción pegó muchísimo y ahí fue que yo hice un dinero y aprendí a negociar”.  Este reconocido cantautor ha grabado múltiples discos de larga duración.  “Yo tengo 36 discos de larga duración y 25 los hice con diferentes compañías.  Poco a poco he ido evolucionando y tengo mi propia compañía de discos, pequeña, pero ya he hecho 6 producciones para mí.  Y como escribo yo, pues todo se queda en casa”, dijo entre risas.

Rafaelito recuerda como si fuera ayer, el consejo que le dio otro gran cantautor puertorriqueño en una presentación.  “Mi primer show, que hice con un artista famoso, fue con Tito Rodríguez.  Ese me quitó los nervios porque yo me estaba muriendo del miedo, imagínate.  Y él me llamó para detrás del escenario y me dice: ¿Tú ves ese montón de gente que hay ahí? y yo le dije sí.  “Pues ese montón de gente vino a verte a ti y escucharte y tú no puedes hacerlos quedar mal”.  Y aquello me dio un ánimo a mí y me aplaudieron tanto como a él.  Porque yo tenía dos discos pegao también”, rememoró.

Muñoz era de los pocos artistas que mantenía varias canciones en el “Hit Parade” de forma simultánea.  “El Cristo de oro”, “Llévame al cielo”, “No me haces falta”, esas canciones duraron mucho tiempo en el “Hit Parade”.  Yo llegué a tener 4 y 5 canciones en el “Hit Parade” al mismo tiempo.  Yo me siento muy orgulloso de mí mismo, con apenas tener muy pocos estudios.  Yo no fui a la escuela muchos años, no tengo mucha preparación académica.  Casi todo lo que sé, lo aprendí en la escuela de la vida”, dijo con tanta honestidad que es imposible no admirarlo.

Si bien es cierto que Muñoz se ha destacado en el ambiente de los tríos, no podemos olvidar que también tuvo su etapa como solista, acompañado de los reconocidos músicos Nieves Quintero y Yomo Toro.  “Con ellos yo hice como 10 discos de larga duración.   Imagínate grabar con esos músicos que eran lo más grande que había en esa época.   Porque ellos nada más no tocan cuatro, ellos son guitarristas y primer requinto.  Esa gente todo lo que tiene cuerdas lo saben tocar.  Con ellos fue que hice el “Cristo de oro”, señaló.

Aunque Rafaelito ha viajado fuera de la isla y es muy recordado y querido en estados como New York y Chicago, reconoce que, “Yo no fui a muchos países porque cada vez que había una oportunidad yo estaba ocupado en otros sitios y no podía ir”, explicó con cierta nostalgia.  En el año 2015, el municipio de San Lorenzo le realizó un reconocimiento que, como cuestión de hecho, duró tres días.  Allí estuvieron varios artistas, recibió el cariño de la gente y cantó.  Entre los colegas estuvo José Miguel Class el (“Gallito de Manatí”) Lily y su Gran Trío, el Trío Bohemia 3, El Súper Trío, entre otros. Rafaelito se expresó como mucho respeto y cariño de éstos y otros artistas a quienes ha tenido muy de cerca y que, incluso, algunos vivieron con él en Chicago.

Este carismático artista dice cantar “musiquita media gallega” y agradecer que, “todavía canto como cuando empecé, mi voz esta entera.  Yo llegué hacer un show en el Teatro Casino cuando no era el Teatro Puerto Rico”, explicó recordando a los varios artistas con quienes trabajó entre los que se destaca la Lupe, Los Cuatro Hermanos Silva de Chile, Antonio Aguilar de México, Felipe Rodríguez, Daniel Santos, por mencionar solo algunos.

Actualmente se está trabajando en un libro que contendrá diferentes vivencias de este talentoso cantautor que además, es sumamente espiritual.  Muñoz reconoce que Dios siempre le ha bendecido, testificando así varios milagros a lo largo de su vida.  “Estamos trabajando un libro que se titula “Porqué yo creo en Dios”.  Porque yo me he visto en peligro muchísimas veces y cuando creo que voy a quedar ahí, aparece Dios.  Y en ese libro van a aparecer las cosas que me han sucedido y cómo yo he sobrevivido, porque Dios ha estado ahí”, puntualizó y hasta relató una de esas experiencias que, en efecto, podrán escuchar en el video que se aneja a este escrito.

(Audio canción “El Cristo de oro”)

Hablando específicamente de sus canciones resaltó que, “Mis canciones son casi todas, como yo digo, producto inspirativo.  De lo vivido, de lo que se refiere a las relaciones humanas, unas veces felices otras veces amargas.  Eso es lo que yo escribo, vivencias. Cosas que pasaron, que pueden pasar, que ocurrieron.  Porque yo también escribo fantasías y la fantasía es muy hermosa, se vende.  Porque si no fuera así, Walt Disney se hubiera muerto de hambre”, dijo y todos reímos inevitablemente.  “Yo escribo muchas cosas que me han sucedido como “Los calzones de mi viejo”.  Eso yo lo escribí sacando una mata de yautía porque esos pantalones estaban ahí.  Y eso está en el Museo de San Lorenzo en un cuadro”, indicó el autor de “No es pecado ser viejo”.

Rafaelito Muñoz y su Trío 2
Pared en su casa con algunos de los reconocimientos que ha recibido

El samaritano que ha grabado sobre 380 canciones de su autoría, resaltó que de sus canciones han vivido muchos y que la gente todavía las procura.  “Porque fíjate, a pesar de que esta música no se escucha mucho en la radio, se venden.  A la gente le agrada porque impactan y son composiciones con un mensaje positivo que hace falta porque tu sabes que estamos viviendo unos tiempos bien difícil.  De todo lo malo hay mucho y la mentira está ganándole a la verdad”, puntualizó con pesar en su rostro, pero destacando que su intención es “Aportar algo a la sociedad que tenga sentido, que valga la pena”.

Rafaelito Muñoz y su trío, siempre dicen presente para cooperar con actividades benéficas y entiende que es importante ayudar y hacer favores de corazón.  Incluso guarda con mucho cariño una taza que le obsequiaron en agradecimiento a una actividad en la que canto para recaudar fondos para una jovencita.  Esta es la que lleva en sus manos en la foto de portada.  Al presente estará trabajando, una vez termine de preparar su estudio, en una nueva producción discográfica que, como él mismo indicó, será controversial.  “Voy a cambiar un poquito el estilo.  Porque le han dado muy duro al pueblo de Puerto Rico y el mundo entero y quiero hacer algo un poco controversial.  Hay unas frases que no me gustaría decirlas, pero las voy a decir”, advirtió.

Esta servidora escuchó en primicia una de esas canciones y nada más lejos de verdad, será controversial y, llegado el momento, les podré compartir más información al respecto.  Y quien sabe, si hasta un video informal de Rafaelito cantándonos a Wichy, Wilma y a mí, dicha canción al aire libre en el gazebo del patio.

Rafaelito tiene varias presentaciones en agenda para mayo y junio de este año, lo que es de esperarse porque se acerca la celebración del Día de las Madres y el Día de los Padres.  Me atrevo a decir sin temor a equivocarme, que es el cantautor con mayor número de canciones (compuestas y grabadas) en homenaje a la figura de la madre y el padre.

(Audio canción “La madre es una reliquia”)

(Audio canción “Mi padre fue mi maestro”)

Si supieran que Rafaelito pensó hace algunos años en retirarse luego de que realizara una participación en el programa de televisión del canal 6 “Desde mi Pueblo”.  Sin embargo, el haber interpretado en dicho programa la canción (aún inédita) “Samaritano” y también “Los calzones de mi viejo”, provocó muchas llamadas para contrataciones y quedó atrás el asunto del retiro.  Hasta el alcalde de San Lorenzo, Hon. José R. Román Abreu, le dijo que estaba precisamente, buscando una canción como “Samaritano”.  Para los seguidores que no son de PR, samaritano se usa en referencia a quienes son del pueblo de San Lorenzo ya que se le conoce como La Ciudad Samaritana.

(Audio canción “Los calzones de mi viejo”)

Finalmente, Rafaelito invitó a que vayan a su homenaje y expresó que, “No sé cómo agradecer el apoyo que me han brindado.  Cuando a mí me aplauden yo siento que lo hacen de verdad.  Yo sé que todos los aplausos que me han dado a mí, el público lo ha sentido de corazón.  Por eso me siento tan feliz y sigo hacia adelante hasta que Dios quiera”, dijo suspirando profundamente.

Le deseo el mayor de los éxitos a Rafaelito y de verdad que ha sido un honor haberle entrevistado.  Sin duda, hace falta comunicar mucho más sobre este queridísimo artista puertorriqueño si en verdad queremos hacerle justicia a su distinguida trayectoria y legado musical.  Quiero agradecer a Wilma Calderón, Luis “Wichy” Sánchez y al hijo de Rafaelito, Félix Muñoz, por su colaboración para poder realizar esta entrevista.